¿Qué debo mirar a la hora de comprar un terreno para construir mi vivienda?

ESTO ES LO QUE DEBES TENER EN CUENTA SI VAS A COMPRAR UN TERRENO PARA TU NUEVA VIVIENDA

Comprar un terreno para construir nuestra nueva casa es una inversión muy importante que requiere tener en cuenta muchos aspectos. El primero y más importante: pensar en nuestras necesidades.

Teniéndolas presentes, podremos establecer una serie de requisitos y características que queremos que tenga. ¡Te contamos cómo valorar si ese terreno es el adecuado!

Ubicación del terreno y movilidad

Es esencial valorar dónde está situado, los servicios de alrededor y cómo está comunicado.

Valora si no lo quieres muy lejos de tu trabajo; si necesitas que tenga cerca colegios, centros de salud, comercios; si quieres utilizar el transporte público de qué combinaciones de líneas dispone… 

También, si tiene fácil acceso a carreteras comunes, si no está al fondo de un camino muy recóndito, si tu familia y amigos lo encontrarán fácilmente y podrán acceder a la zona sin problema…

Condiciones y topología del solar 

 Este es uno de los aspectos más importantes en los que tendrás que poner atención a la hora de comprar un terreno. El ayuntamiento deberá asegurarte que el terreno dispone de la condición de solar y puede ser vendido para que empieces a construir inmediatamente y no después de varios años.

Deberá garantizarte que la separación del solar con los vecinos está bien definida y que cuenta con todos los suministros básicos que necesitarás en tu hogar: agua potable, saneamiento e iluminación pública. 

Te recomendamos que pidas el certificado urbanístico. Este documento especifica qué tipo de inmueble podrás construir, las restricciones que tienes, la superficie y características de la parcela…

Para no pasar por dificultades técnicas importantes a la hora de empezar a construir, lo mejor es que confíes en un profesional que evalúe la topología del terreno. Que no sea una superficie arcillosa o con humedad, sin elevados postes de electricidad o antenas de telefonía, etcétera.

 

Presupuesto para comprar un terreno

Lo mejor es que establezcas un presupuesto máximo o una horquilla sobre la que moverte, para no dejarte llevar por la compra impulsiva ni emocional.

Piensa cuánto espacio necesitas realmente, si quieres colocar placas solares, jardín, piscina, huerto, zona de juegos para los niños… Y establece también una horquilla de metros cuadrados para saber de antemano qué filtro pondrás en cuanto a dimensiones.

El precio de comprar un terreno variará en base a los metros cuadrados que tenga, la cercanía a las zonas más urbanas y las necesidades de adaptación que tendrá a la hora de construir.

Esto último es importante que lo tengas en cuenta porque hará que el precio fluctúe bastante. Por ejemplo, un solar con una inclinación elevada te ofrecerá mejores vistas y luz, pero será más cara la construcción. También un terreno con vegetación conllevará unos costes altos de desbrozado y limpieza de la superficie. 

Ten en cuenta también a la hora de evaluar el presupuesto los impuestos y otros gastos que deberás pagar al ayuntamiento por la construcción, además de informarte sobre los gastos de basura, comunidad si los hay, agua… Para esto es muy útil hablar con los vecinos de la zona. Además de conocer a las personas que tendrás al lado te podrán contar todo sobre el entorno y suministros. ¡Anímate a preguntarles!

Buena comunicación y entorno agradable

Asegúrate de que dispondrás de una buena red para tu móvil y conexión a internet, ya que suele ocurrir que, en terrenos muy apartados, la señal sea muy débil e incluso no llegue. El hecho de no disponer de red no tiene por qué echarte para atrás, pero deberás tener en cuenta el desembolso económico de colocar antenas y amplificadores para tener un buen servicio. 

También comprueba que la acústica sea agradable y que no lo vayas a pasar mal por tener cerca el sonido de trenes, carreteras muy transitadas, aviones… 

Como ves, comprar un terreno requiere mucho tiempo de búsqueda y recopilación de información, ya que supone una gran inversión que realizarás para disfrutarlo muchos años. Recuerda lo primero que hemos visto en este post: haz una lista de tus necesidades y en base a ellas elige la opción que creas que te será más útil y cómoda para los próximos, al menos… ¡30 años!

¿Necesitas un préstamo hipotecario para empezar con el proyecto de la construcción de tu nueva vivienda? Contacta con nosotros y te ayudaremos a conseguir las mejores condiciones para que consigas la vivienda que llevas años soñando